Deporte y videos xxx ¿pueden complementarse?

Todos los entendidos en el tema cuentan que, cuando uno practica un deporte, entre sesión y sesión, es bueno realizar otra actividad totalmente distinta, que no tenga que ver con el plano físico sino con el mental, tal como dibujar, ver cine, escuchar música… Esto es realmente importante para aquellos deportistas que se dedican a ello de forma profesional, y meditando sobre el tema, me gustaría saber si estos tipos (y tipas) tan cachas y con tan buena forma física, visitan webs como https://www.ciberporno.xxx/ para desconectar, ¿creéis que será así?

¿Podría ser visitas páginas webs dedicadas al porno la actividad perfecta para desconectar? Vamos a analizarlo un poco.

El porno se consume después, nunca antes de…

Dejemos esto claro, por si acaso algún entrenador nos lee y le da por recordarnos que el sexo, ni nada relacionado con él, está recomendado antes de una actividad deportiva. No lo olvidaremos, pero como digo, sería interesante ver si sería algo recomendable para después (“qué tontería”, pensará alguno, el sexo es recomendable en cualquier momento), o si no fuera posible, un sustituto como unos buenos videos de porno amateur xxx. Yo creo que la mente realmente lo agradecería: por suerte la pornografía no exige demasiado a la mente, y tras una intensa actividad física, no es que se le pueda exigir mucho al cuerpo tampoco. Sería una forma de mantenernos ocupados intelectualmente, mientras damos un descanso a nuestro físico, aunque oye, si alguno sigue rindiendo después de practicar deporte, ya sea porque éste no es de alta intensidad o porque la sesión no ha sido muy fuerte, pues nada, alegría para el cuerpo, jeje.

Tenía un amigo que practicaba baloncesto de manera semiprofesional, y que tenía dos pasiones además de eso: la cocina y los videos de porno latinas. Siempre decía que uno de sus sueños eróticos era ganar un campeonato de baloncesto, y después celebrarlo haciendo una cenita romántica con una buena hembra de la tierra… y después lo que surgiera. Bueno, que yo sepa nunca se le cumplió, aunque en su cabeza lo tenía muy bien montado; evidentemente, para él era la manera perfecta de desconectar después del deporte, aunque la premisa era, desde el principio, ganar esa competición.

Y por supuesto, mejor que todos sean videos gratis

Porque esa es otra,  y con no poca importancia. A menos que pertenezca a la elite de la elite, un deportista no es un tipo demasiado rico, a pesar de que seas profesional (por supuesto dejando fuera a deporte rey  y a sus astros, y a otros que ganan más por hacer publicidad que por su actividad deportiva); y claro, para descansar tu mente de los avatares de las competiciones, hay que echar mano de alguna afición barata. Por eso, el porno online sería algo ideal, porque ¿sabes de algo que haya en cantidades industriales en internet, y que además sea gratis?

Y eso que, en esta ocasión, no se puede decir que la cantidad sea a costa de la calidad, porque aunque al principio los contenidos no eran muy allá, poco a poco la cosa fue mejorando, y ahora la pornografía de pago no se diferencia en nada de la gratuita.  De hecho, es algo a agradecer, aunque no sé muy bien cómo las productoras de cine x se las apañan, pero bueno, tampoco es un tema que me preocupe demasiado; la cuestión es que, como dije al principio, ver videos porno es una actividad sana, barata, disponible para todos y que no exige nada más que una conexión a internet y tener los ojos bien abiertos. Si relaja la mente o no eso ya es cuestión de cada usuario, aunque bueno, si la excita, y con ella el cuerpo, también se accede a otras actividades bien entretenidas, ¿o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *